En la industria alimenticia es de vital importancia el uso de equipos de refrigeración especializados, para la conservación de los productos. Si bien, esto es un factor que determina la calidad y la durabilidad de las cargas almacenadas, también pueden representar pérdidas cuantiosas si no se sigue un protocolo adecuado de refrigeración.

En realidad, los equipos de refrigeración especializados son fabricados con ciertas especificaciones dependiendo el producto, su cantidad y el tiempo que se planea almacenar. Por lo general, cuentan con los principales componentes:  condensador, compresor, válvula de expansión, evaporador y refrigerante

Aquí enlistamos algunos tips para mejorar el proceso de refrigeración:

  • Revisar la temperatura del producto antes de almacenarlo
  • Usar siempre un embalaje adecuado y con las especificaciones requeridas
  • Dar mantenimiento a los equipos de refrigeración para garantizar su óptima operación
  • Permitir la circulación de aire entre los empaquetados para no generar zonas con distintas temperaturas

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: torrey.fuentes@gmail.com